Vida y Familia

Mi Primera Historia de Lactancia

Soñé con tener a Luciana en mi pecho durante su primera hora de vida, sentirla, lactarla y besarla hasta el cansancio… pero esa no pudo ser mi primera historia de lactancia; tuvieron que pasar 22 horas antes de poder tenerla en mis brazos.

Desde la mitad de mi embarazo fuimos informados por una condición de gestación, que nuestra pequeña Lu al nacer debía ser llevada a UCI de Neonatos.  A pesar de haber tenido un exitoso desarrollo en mi vientre, un buen crecimiento y 39 semanas de gestación, ella  tendría que ser valorada al nacer con varios exámenes.

Tal vez por el miedo, por ignorancia, o simplemente por ser mamá primeriza, nunca me informé que pasaría con su proceso de alimentación,  nunca me preguntaron ni asesoraron en la clínica si quería para ella lactancia materna exclusiva y cómo podría lograrla, y tuve que acogerme a los procedimientos dados por la clínica.

“Tienes que esperar a que los camilleros te lleven a la UCI de Neonatos para que puedas lactar a tu bebé y recuerda que es cada 3 horas”

Sus primeras 7 tomas de leche fueron de fórmula, las cuales le dieron las enfermeras de UCI a horas exactas, recuerdo a mi esposo contándome que comió muy bien.

Al siguiente día a pesar de la cesárea, dolor y recuperación que recuerdo muy poco, porque mi prioridad era estar lista lo mas pronto posible para poder ir a conocer a mi bebé, logrando llegar a su toma de medio día. Fue hermoso verla, cambiarla, tocarla, sentirla y empezar a alimentarla. Las dos siguientes tomas también alcancé a dárselas, pero en ellas debía reforzar con leche de formula por instrucción del personal de la clínica.

Llegó la noche y para su toma de las 9pm, una complicación con otro bebé no me permitió el acceso a UCI para alimentarla, por lo que tristemente tuve que volver a mi habitación y resignarme a verla al siguiente día, porque en la madrugada no me llevaban desde mi habitación en el cuarto piso hasta la UCI ubicada en el primero. En ese lapso de tiempo mi bebé era de nuevo alimentada por las enfermeras con la leche de fórmula que allí suministraban.  

Como podrán imaginarse, al siguiente día estaba lista para llegar a su toma de las 9 am, ansiosa por verla de nuevo y lograr con mayor éxito el proceso de lactancia.  Pero… la falta de camilleros hicieron que yo llegara mas tarde a la UCI y al llegar allí me dijeran: “Tu bebé está en este momento con una enfermera y ya está terminando su tetero, puedes entrar para estar con ella”  pero yo sabía que no recibiría nada de mi leche y tenía que esperar hasta la próxima toma para darle, si por suerte lograba que los camilleros me llevaran  a tiempo.

Me ataqué en llanto, sentí rabia, celos y dolor de ver a mi pequeña en brazos de una extraña mujer que por mas amor que tuviera hacia los bebes no era nada suyo, no era yo y no era mi leche. Odiaba en ese momento los camilleros, quería salir corriendo de allí con mi hija y perderme del resto del mundo que me estaba arrebatando aquellos momentos tan importantes para las dos.

En ese momento no sabía que yo tenía todo el derecho de tener a mi bebé y lactarlo durante su primera hora de vida, en ningún momento tuve la opción de decir si era capaz o no de lactar a mi bebe en mi condición de cesárea, nunca me preguntaron si deseaba que la alimentaran con fórmula o si me extraería para sus tomas, jamás me enseñaron nada sobre la lactancia y extracción en la clínica, salvo los momentos que tenía a mi bebé en mis brazos y me indicaron cómo debía haber agarre de pezón.

Hoy con dos hijas y mucho mas informada, quisiera llevar este mensaje a TODAS las mujeres que van ser madres:

“Todo bebé recién nacido tiene el derecho de ser alimentado por su madre durante sus primeras horas de vida y es responsabilidad de la clínica, hospital o centro médico junto con el personal médico,  facilitar y asegurar las condiciones para que esto se pueda dar.”

Exige tu derecho y el de tu bebé, apóyate en tu familia o las personas que te acompañaran durante todo este proceso, no te de pena ni miedo.

A continuación te dejo el enlace de un video que hice para una campaña de lactancia donde me atreví a contar por primera vez mi historia.

Quiero compartirte también un listado de entidades dedicadas a consejería en lactancia, las cuales pueden llegar a ser de gran ayuda en este proceso:

6 Comentarios

  • Andres Schmucke

    Una lástima que exista tanta ignorancia con este tema en los centros hospitalarios. Para las enfermeras es más fácil dar fórmula, por eso están con ese psicoterror. Hay que educar a las madres y a los padres primerizos en los derechos que tienen.

    • admin

      Sabes que creo! que además de educar a padres y madres, se debe educar al personal médico. Y estos padres y madres con conocimiento hablar desde un inicio con el personal que los atenderán sobre nuestros derechos. ♥️

  • Rocío López

    Cómo puede seguir sucediendo a día de hoy todo esto… Ya no digo ni una cosa ni otra, pero respeto. Respeto por hacer dentro de lo saludable lo que la madre quiera. Porque por instinto no habrá nadie más que sepa que mejor hacer…

    Ánimo y fuerza. Algún día cambiaremos todo esto

    • admin

      Totalmente de acuerdo contigo! La madre es quien debe decidir y para esto debe estar informada. Por eso doy mi granito de arena llegando a mamás con esta información. ♥️

  • Lai - asi piensa una mama

    Siento pena por lo que tuviste que sufrir. Yo pase algo parecido las primeras horas y la desinformacion tambien hizo que la lactancia con la primera fuera dificil.
    Falta el blindaje de ese derecho de todo recien nacido!

  • admin

    SI es triste que en esta época donde hay información por todos lados de lo que queramos, no sea suficiente para llegar a todas las mamás de cualquier clase social. Por eso, continúo dando todo el conocimiento que tengo y conectando a expertos con mujeres embarazadas y sus familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *